Más de 260 mil bombillas plásticas mensuales se han reducido en Atacama mediante la Campaña #Chaobombillas

La idea del Ministerio del Medio Ambiente es reducir de manera voluntaria el uso de bombillas plásticas de un solo uso con la finalidad  que no lleguen a un vertedero ilegal o al mar.

La guerra contra el plástico continúa en la Región de Atacama: primero fueron las bolsas plásticas prohibidas en el comercio, y ahora le llegó su turno a las bombillas plásticas de un sólo uso, mediante una campaña del Ministerio del Medio Ambiente que desincentiva su uso indiscriminado. De esta manera, unas 260 mil bombillas de plástico mensuales  se han reducido en nuestra región.

Según cifras del Ministerio del Medio Ambiente, la fabricación de una bombilla demora un minuto, 15 minutos su uso y más de 200 años su descomposición.

En ese contexto, el Seremi de Medio Ambiente, Guillermo Ready, agradeció a los más de 20 locales comerciales que ya se han adherido en forma voluntaria, tales como el Casino Antay, Sabores Cafetería, Habibi, Ruka Ecotienda, Café Candelaria, Club Social Vallenar, entre otros locales comerciales.

Destacó además la importancia de que la comunidad atacameña apoye este cambio cultural, ya que “con el simple gesto de decir “sin bombillas” cuando acudes a un local de comida o café, estás colaborando y ayudando con el cuidado del planeta”.

El Seremi Ready explicó que “la idea es llamar a la población a utilizar bombillas plásticas sólo en casos estrictamente necesarios, por ejemplo, personas de la tercera edad, en situación de discapacidad o los más pequeños de la casa. Existen alternativas igual de efectivas las que serán cada vez más accesibles en el mercado, como bombillas de acero inoxidable, de vidrio, bambú o papel”.

La autoridad ambiental expresó también que “partimos con la prohibición de las bolsas plásticas y ahora estamos con la reducción de las bombillas en el comercio, por eso, lo que estamos haciendo es visitar varios restaurantes, locales comerciales y lugares donde se expende comida, invitando a los comerciantes a que se sumen voluntariamente a la campaña”.

Por último, señaló que “consideramos una buena noticia que la Cámara de Diputados legisle sobre proyectos de ley que busquen proteger el medioambiente. Si nuestros legisladores piensan desde una perspectiva medioambiental, ganamos todos los chilenos”, concluyó la autoridad ambiental.

La forma de adherirse a la campaña es a través del sitio www.chaobombillas.cl donde los locatarios declaran la cantidad de bombillas que utilizan mensualmente, y se proponen ellos mismos una meta de reducción. Si acepta voluntariamente el desafío, obtiene un sello de sustentabilidad.

Publicado en Noticias.